Unas palabras sobre el turismo ecológico…

Siempre escogemos los destinos tradicionales, como París, Estambul, Dubrovnik, entre otros, ya sea por las infraestructuras que tengan, o por lo archiconocidos que son.

No es que no sean atractivos, pero es indispensable entender que los escenarios naturales de nuestro planeta pueden ser explorados, si somos de aquellas personas que buscamos lo bello de la naturaleza.

Debemos saber que el ecoturismo es una actividad derivada del turismo tradicional, pero que se enfoca principalmente en la visita de entornos naturales, sin que implique una alteración en ese medio.

Es un término que ha cobrado cierto auge, y las organizaciones mundiales lo han promocionado en aras del crecimiento económico de las naciones, además de promover la conservación del planeta y de las especies.

Ningún rincón del globo terráqueo queda excluido de esta actividad, y gracias a las redes sociales, el turismo ecológico es reconocido a tal punto que, más personas se suman a descubrir más destinos que lo pongan en contacto con el ambiente.

Destinos como las Islas Galápagos en Ecuador, El salto Ángel en Venezuela, y el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica son tan solo algunos lugares donde podremos recoger las mejores fotografías de paisajes y estar en equilibrio con el ecosistema.

Claro está, que a no todos les place enfundarse de barro o encontrarse con insectos y animales alrededor, y eso es totalmente respetable.

Pero por todo lo demás, el ecoturismo seguirá creciendo en función de un mercadeo eficiente, permitiendo que más personas se unan a este nuevo estilo de turismo.