¿En que consiste el Turismo cinematográfico?

Para quienes no se hayan dado cuenta aun, las películas de cine sirven para promover no solo marcas comerciales sino para hacer que las personas deseen ir a un lugar. El poder de la publicidad es realmente amplio. No solo en cine también en cualquier espacio de la tv el bombardeo de elementos de publicidad es total. En medio digitales, también abundan los anuncios para vender cualquier.

Todo lo que sale en segundo plano en una película de cine, tiene una intención de ser promocionado, los productos cotidianos, marcas y accesorios de ropa, marcas de automóviles, marcas fabricantes de cerrajeros, cadenas de restaurantes, marcas de comidas, perfumes, maquillajes, cada cosa que está allí tiene un precio y por consiguiente un impacto sobre los espectadores.

Pues este mismo ejemplo lo tomo la industria del turismo, en donde por medio del patrocinio de películas logra que se den a conocer lugares, las personas que ven estas escenografías y desean ir a estos sitios, impulsando el turismo con una ventaja competitiva por encima de las estrategias de la gestión de destinos turísticos tradicionales.

Ver una película de cine es una herramienta que impacta en las mentes de quien las mira, nos vuelve vulnerables y nos hace desear lo que vemos, es por ello que es toda una responsabilidad el mensaje que se difunde por medio los rodajes, se dice que por medio de los cuentos de hadas, se ha forjo la mente de las niñas que ahora son mujeres adultas, con consecuencias en el comportamiento social, en el mantenimiento del núcleo familiar, de las relaciones de pareja y de la manera en que se muestran ante la vida.

Entonces se aprovechan el poder de la cinematografía para que las personas quieran un destino sobre otros, impulsado de manera inconsciente o con la convicción de ir a conocer donde fue filmada la película.

De manera particular, cuando vi la película animada de Rio, logro que deseara viajar a ese país, vivir esa explosión de colores, de bailes y disfraces en épocas de carnaval, en mi opinión es una película muy bien hecha que provoca ver muchas veces. Siendo un niño, con seguridad la desean ver más de una vez, quedando en la mente de esos niños las ganas de conocer Brasil, su cultura y sus lugares.

Me parece tan interesante ver como detalles pequeños, donde la escena por muy abierta que sea, se logran ver detrás un bombardeo de marcas y firmas comerciales, igualmente en las tomas más pequeñas, en una puerta pos ejemplo se ven marcas de fabricantes cerrajeros les corts, en una mano quizás la marca de una camisa o un reloj que patrocine, en la franelas o las bebidas.

Quizás para algunos es justo ahora cuando nos damos cuenta del efecto que causan sobre nosotros, pero pienso que es válido que se pueda promocionar el turismo por medio de la industria cinematográfica, se muestra lo más positivo de una nación, quedando de manera positiva en el sentir de los espectadores.